Ciudad ella



image

Había ido a vivir a aquella ciudad del noreste de Europa por ella,
Lo que además le suponía mejores perspectivas,
Porque España se hacía un paciente crónico.

Tras seis meses en Riga, de veinte grados bajo cero,
De aprender lenguas y culturas, se había enamorado
De la ciudad y empezaba a adimilarlos como suyos.

Pero ella, se desenamoraba más conforme él se parecía más
A sus paisanos. Al final acordaron amputar antes de que
La cangrena supusiera un mal para cada uno de ellos,
Tras varios jarrones volando y gritos a deshoras.

Él se quedó a vivir en Riga, de la que se había enamorado,
Pero conforme fueron pasando los días, se dio cuenta,
Que amaba la imagen de la ciudad que ella le había pintado.

La concepción de esta urbe a través de sus preciosos ojos.
Esa era la explicación de que cada calle le pareciera una curva
De su piel, un pómulo, un párpado, un carnoso labio.

Ella era la reina de la versión de Riga que conocía. Y pensó en cuántas versiones
Tendría cada ciudad en boca de hombres y mujeres de todo el mundo. Y pensó
También en los actores, actrices y cantantes que habían vestido a ciudades
Como si de supermodelos se tratase y en cuyos desfiles perdimos el aliento.

Pensó en Sinatra y new York, pensó de nuevo en Riga y en los pases de moda
Que ella creo. Riga sería siempre ella en sus calles, y ese Era un secreto que
Esconderia en su corazón hasta que muriese.

Anuncios
Categorías:amor

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: