Del barro



escultura hombre liberado del barro

Cuando Dios miró al barro para que el hombre tomara forma de él, el barro reaccionó. La masa homogénea empezó a manifestarse con diferencias, y un hombre, el primero, fue tomando forma. Era como si siempre hubiera estado allí, esperando que lo liberaran. Adán salió corriendo, como si el barro de origen y el fueran imanes con el mismo polo. Huía el nuevo hombre hacia su libertad, sin mirar hacia atrás a su madre, a la naturaleza en la que tenía origen y así hasta nuestros días.

Anuncios
Categorías:pensamiento

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: